Flan de café

Disfruta las recetas de flan de café

Flan de café con leche condensada

Flan de café con leche condensada

Flan de café es un clásico, y esta receta con leche condensada es el método más sencillo para elaborarlo. Lo que más dificultad tiene es hacer el caramelo, ya que hay que tener un poco de paciencia y estar pendiente de que el caramelo no se queme (y no nos quememos nosotros).

Pero si lo prefieres, puedes utilizar caramelo líquido comprado y añadirlo después al flan.

Luego sólo hay que mezclar todos los ingredientes y cocerlos al baño María en el horno.

INGREDIENTES

Para el flan de café

  • 200 gr de azúcar
  • 400 ml de leche condensada azucarada
  • 340 ml de leche evaporada
  • 240 ml de leche entera
  • 6 huevos grandes
  • 1 cucharadita extracto puro de vainilla
  • 1 cuchara sopera de café instantáneo, disuelto en 1 cucharada de agua hirviendo

Para nata montada

  • 350 ml de nata líquida muy fría
  • 1 cuchara sopera de azúcar glas
  • 1/2 cucharadita de extracto puro de vainilla

Elaboración paso a paso:

Para hacer el caramelo:

Pon a calentar a fuego medio una olla mediana. Añade el azúcar y, sin dejar de remover, deja que se derrita hasta que adquiera un tono marrón dorado, el proceso tardará unos 6-8 minutos.

Rápidamente, vierte el caramelo en el molde para hacer el flan o en los moldes individuales. El caramelo debe de impregnar toda la base y caer un poco por los lados. Reserva los moldes a un lado.

Para hacer el flan:

Precalienta el horno a 180 grados y pon la rejilla en la mitad del horno. Prepara un recipiente apto para el horno lo suficientemente grande para que quepa el molde o los moldes del flan para cocinarlo al baño María.

En otro recipiente bate la leche condensada, la leche evaporada, la leche entera, los huevos, el extracto de vainilla y la mezcla de café y agua, hasta que esté completamente mezclado y suave.

Vierte la mezcla en los moldes con el caramelo. Pon el o los moldes dentro del recipiente grande e introdúcelo en el horno.

Vierte agua caliente dentro del recipiente hasta que el agua llegue hasta la mitad del molde de flan. Esto creará el baño María.

Deja que se hornee el flan durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar el centro del flan, el palillo salga húmedo pero limpio. Saca los moldes del horno y del baño María y deja que enfríe a temperatura ambiente.

Después, cubre el molde con papel de film e introdúcelo en el frigorífico para que enfríe. A la hora de servir, pasa el filo de un cuchillo fino por el borde del molde para soltar el flan e invierte el flan sobre un plato.

Para hacer la nata montada:

Con una batidora eléctrica de varillas, bate la nata líquida muy fría hasta que empiece a formar picos. Después agrega el azúcar glas y el extracto de vainilla. Continua batiendo hasta que empiecen a formarse picos rígidos.

Sirve el flan con una generosa porción de nata montada.